Recupere sus ahorros invertidos en participaciones preferentes

Negocios

Las participaciones preferentes son un producto financiero extremadamente complejo, que es ofrecido por entidades bancarias o cajas de ahorro como una especie de inversión a plazo a fijo con mejores rendimientos. Sin embargo, este producto dependía del beneficio que obtuviere el emisor, por lo que representaba un riesgo elevado y más que una inversión era una apuesta sin garantías.

Este producto tuvo un gran auge antes de la crisis económica, donde las rentas eran estables y los beneficios eran sustanciosos, pero todo se vio afectado y muchas personas empezaron a ver pérdidas en su inversión sin la oportunidad de recibir 1 euro. La verdadera trampa de este producto estaba en sus características abusivas en contra de los inversores.

¿Por qué las participaciones preferentes son una mala opción?

1.- No otorgan derecho de voto en la junta directiva o de accionistas donde se hiciere la inversión.

2.- La retribución de dividendos pactados en el contrato está condicionada a los beneficios obtenidos por la entidad bancaria o sociedad emisora.

3.- La duración del producto es perpetua, no tiene fecha de vencimiento o no está definida, aun cuando el emisor puede amortizar la deuda pasados los 5 años.

4.- En caso de quiebra de la entidad los participantes preferentes son los últimos en cobrar la liquidez, la cual no está garantizada ni asegurada.

¿Cómo recuperar mi dinero?

Claramente este producto fue vendido como un engaño o una estafa, muchos inversionistas vieron perder sus ahorros en manos de entidades bancarias que ahora tienen su dinero para solventar problemas de liquidez. La oportunidad de recuperar la inversión es contratando abogados especialistas en derecho bancario e introducir una demanda mercantil de nulidad del contrato.

Las participaciones preferentes al no cumplir con la normativa de protección legal, debían ser otorgadas sólo a clientes que entendieran el riesgo de la operación, por lo que muchos afectados tienen la oportunidad de alegar la desinformación por parte del emisor y proceder a la demanda de forma eficiente.

Deja un comentario