Enrique Eibar – Today ;)

el mundo desde mi lado

miércoles

31

agosto 2016

0

COMMENTS

Los 6 errores que debes evitar en tu landing page Rebeldes Marketing opiniones

Written by , Posted in Internet

En Rebeldes Online, tiene claro cómo no hay que enfocar una landing page para lograr conversiones en tu negocio. Si necesitas una página de aterrizaje para alguna de tus campañas en tu empresa y no sabes cómo enfocar el copy y el diseño, atento porque este informe es imprescindible para ti.

En Rebeldes Online, son expertos creando procesos de venta para PYMES y Ecommerce’s de todos los sectores en nuestro país. En Rebeldes Marketing opiniones puedes encontrar el testimonio de Miriam González, por ejemplo, que ha implementado un sistema automatizado en Facebook el cuál  le ha permitido incrementar considerablemente las ventas de su negocio. Ahora vende hasta 4 veces más que antes y con la misma inversión en Facebook.

Si tú también has creado una campaña en Facebook o Adwords, por ejemplo, y necesitas crear una página de destino a la que dirigir al cliente potencial que esté bien optimizada para lograr conversiones, atento porque en este informe descubrirás hasta  6 errores que debes evitar a toda costa en tu página.

Comenzamos por el principio: por definir qué es una landing page.

Una landing page es una página externa e independiente de tu web.

El objetivo de esta página de destino, es que haya solo un objetivo: una conversión.

Seguramente te estés preguntado, ¿Por qué debes crear una landing page y no dirigir al usuario a tu página web? Una página web ofrece muchas opciones al cliente potencial para investigar sobre la marca: quiénes somos, las fichas de productos o servicios, el contáctanos o el blog…

La idea cuando creamos una campaña enfocada a un objetivo es la siguiente: cuantas más opciones demos al usuario, más se diluyen los resultados.

Pongamos por caso que tú vendes cursos de formación y creas una campaña enfocada en generar registros de emails de clientes potenciales a los que mover a clientes con campañas de emails marketing.

Por el contrario, una landing page sólo tiene 1 único objetivo. Una única opción que das al cliente ideal final para convertir; por lo tanto, o se marcha de la página o se queda en ella y convierte.

  1. No poner un formulario visible en un primer impacto visual.

Este es, sin duda, el error más grave de este informe. El formulario es el elemento más importante en una landing page: es el elemento que genera conversiones y aquí es dónde se comete el error más fundamental.

La mayoría de landing pages tienen el formulario escondido.

El cliente potencial que llega a una landing page no debería estar buscando el formulario, debería poder encontrarlo a simple vista.

Si obligas al cliente potencial a hacer scrolling para encontrar el lugar en el que dejarte sus datos, vas a lograr que no lo haga y se marche sin convertir.

Simplemente, llegará a la landing, echará un vistazo rápido y cuando no encuentre ninguna indicación, se marchará para no volver.

Y el formulario sólo cumplirá su objetivo, si es fácilmente localizable.

La ubicación que, en general, suele funcionar mejor es colocarlo en la parte superior derecha de la página.

Además tu formulario debe contar con un botón grande y llamativo, con una llamada a la acción clara. Por ejemplo, “Descarga aquí la Guía Gratuita de Boxeo para principiantes”

  1. No enfocar tus comunicaciones al cliente ideal

Otro gran error que cometen la mayoría de empresas es que no construyen un mensaje claro enfocado en el cliente ideal final.

Pongamos por caso que tú has creado una campaña en Facebook dirigida a un público muy específico: mujeres, de 25 a 40 años en España, que están prometidas porque en tu caso, vendes servicios de organización de bodas. Has invertido dinero para llegar a estas mujeres, tu dinero.

Y una vez que consigues que hagan clic en el anuncio de Facebook, llegan a tu landing page específica para que dejen su email y se registren en tu lista de suscriptoras.

Y suele ocurrir el error: había un mensaje claro en Facebook que al llegar a la landing page se ha perdido.

Una página de destino, debe seguir manteniendo el enfoque que la campaña de tus anuncios.

Por lo tanto, sigue orientando la comunicación a tu cliente ideal final, con un lenguaje claro y directo, para que sepa que ha llegado al lugar correcto.

Identifica cuál es el principal deseo que tiene tu cliente potencial respecto al servicio que ofreces, ¿Lo tienes? Ahora amplíalo y magnifícalo.

3: No crear una comunicación bien estructurada

La mayoría de landing pages que encontramos en la red, son un caos; tienen más de un objetivo, cuentan con imágenes que no son relevantes con concepto general de la página, el llamamiento a la acción es poco convincente…

Todo en tu página de destino, todo debe estar bien enfocado y estructurado.

El copy, las imágenes, el formulario… cada uno de los elementos de la landing, deben apoyarse unos a otros para explicar una historia convincente acerca de lo que ofreces.

El cliente potencial, al llegar a tu landing page, se suele hacer las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es la idea general de esta página?
  • ¿Cómo me puede ayudar a mí lo que se me ofrece aquí?
  • ¿Qué beneficio obtengo al dejar mis datos o al comprar?

Por lo tanto, toda la comunicación de la landing debe estar enfocada a que el cliente comprenda  qué es lo vendes, a quién se lo vendes y cómo lo vendes.

Logrando explicar estos 3 conceptos en tu comunicación, lograrás generar más conversiones.

Empieza por crear una frase contundente en la que el cliente potencial se reconozca como propósito de valor y lograrás que el cliente potencial asienta con la cabeza porque sabe que ha llegado al lugar correcto.

 

  1. Incluir más de una llamada a la acción

Es muy mala idea tener en una landing page demasiados enlaces que compiten para llevarse la atención del cliente. Agregando más de un llamamiento de acción diferente, tienes múltiples objetivos y, por lo tanto, peores resultados.

Como decíamos al principio, algo que el Rebelde Senior, Edward Azorbo CEO de Rebeldes Online, siempre afirma en su blog “Una landing debe tener un único objetivo”.  De no ser así, los resultados se van a diluir.

  1. No añadir imágenes que hagan más atractivo el mensaje

Un error grave es prescindir de elementos visuales en tu página de destino para dar a la página de aterrizaje un diseño más completo y hacer más atractiva la comunicación.

El poder de las imágenes en la era visual está más que demostrado; solo hay que entrar en cualquier red social para darse cuenta.

Por supuesto, debemos estar pensando en imágenes de alta calidad, con una gran resolución que se adaptan a la pantalla perfectamente y que son relevantes con nuestro contenido.

Añadir imágenes que refuerzan la idea general del copy logran que el usuario se quede.

¿Cómo escoger imágenes que generan conversiones? La regla general es que las personas sonrientes, especialmente si son mujeres, puede generar una sensación de confianza en el usuario.

Además, debemos estar pensando en pagar una imagen en un banco de imágenes para obtener la mayor calidad o en contratar a un profesional como un ilustrador o un diseñador gráfico para que nos haga una imagen a medida de nuestras necesidades.

  1. No querer hacer pruebas en la página

Este es otro error importante y muy habitual entre los empresarios.

Por muchas pautas que podamos dar o muchos tutoriales que veas o informes que descargues… No hay fórmula genérica y mágica para todos. En Marketing Online, siempre hay que hacer pruebas.

No preocuparse de hacer pruebas en una landing page, es uno de los errores clásicos y sin embargo, y pesar de obtener malos resultados, la mayoría de empresarios se resiste a hacer pruebas en la página.

Pero es fundamental tomarse tiempo para medir el impacto en cuanto a conversiones y a optimizar todos los elementos de la landing para escalar los resultados.

Lo importante, es hacer pruebas en cada uno de los elementos de la landing por separado: título, subtítulo, imagen, formulario, llamamiento de acción… No hay que cambiarlo todo de golpe porque sino no sabremos qué es lo que antes no funcionaba y ahora sí.

Por lo tanto, hacer pruebas, debe ser una constante en tu página de aterrizaje y también en cualquier área del marketing online.

Y ahora que ya sabes cómo optimizar una landing y qué errores debes evitar para lograr más conversiones de tus clientes potenciales, te invitamos a aprender a crear tu propio proceso de venta en las redes sociales.

Porque las redes sociales tienen un enorme potencial para tu empresa; solo hay que saber trabajarlas a nivel comercial, llegando al público correcto, para crear campañas rentables que además generan a nuevos seguidores para tu negocio.

 

En Rebeldes Marketing opiniones sobre procesos de venta para PYMES y Ecommerce en social media, podrás descubrir las normas de las redes sociales que no debes quebrantar para tener un proceso de venta óptimo. Échale un vistazo.

happy wheels