Consejos para la rehabilitacion fachadas

Negocios

El primer sentido que utilizamos los seres humanos para evaluar un objeto es la vista, lo mismo pasa cuando visitamos algún lugar en concreto, la estética y visual del lugar puede no solo determinar nuestra percepción del ambiente en general, sino darnos una idea de la calidad y habitabilidad del edificio, es por ello que, sin importar el tipo de materiales o sistema de construcción siempre es recomendable la rehabilitacion fachadas y un correcto mantenimiento de las mismas.

Los factores que afectan las fachadas son muy diversos, la mayoría solo causa problemas estéticos, pero si son recurrentes y no se tiene un cuidado considerable, con el tiempo el deterioro se puede marcar en grietas, fallas en la estanqueidad y bajos niveles energéticos, lo que significa disminuir nuestra calidad de vida.

Factores que afectan las fachadas

1.- Materiales: sin lugar a dudas el material de construcción representa un papel importante en la calidad de la fachada, algunos de mejor calidad tienen mayor durabilidad y requieren de menor mantenimiento.

2.- Diseño y composición: el funcionamiento general de las fachadas y encuentros del diseño arquitectónico van a determinar mucho en la calidad de la misma, incidiendo de forma directa en la toma de decisiones del tipo de rehabilitación o recuperación.

3.- Efectos climáticos: va a depender mucho de la región o zona donde se encuentre el edificio, sobre todo para determinar la durabilidad de las fachadas, las lluvias, el salitre, vientos, arena, contaminación ambiental y otros factores del entorno, determinan la regularidad con la que se debería llevar a cabo el mantenimiento.

4.- Orientación: el arquitecto siempre debe tener presente la orientación del edificio y tratar en lo posible de colocar la fachada principal del lado que más puede verse afectado por la dirección del viento o la salida del sol, siempre habrá una fachada más deteriorada que otra pero lo ideal es ajustar la orientación al máximo.

Lo más aconsejable es programar regularmente un mantenimiento de limpieza general y cada cierto tiempo solicitar una evaluación técnica para determinar la necesidad o no de rehabilitar la fachada u otros elementos del edificio.

Deja un comentario